Cómo abrir nuestra tienda de materiales de oficina

Quiero hablarles de nuestro negocio familiar, que aporta un ingreso estable a nuestra familia y ayuda a vivir en tiempos tan difíciles para todos nosotros. Ya en 2009 mi marido, Michael y yo, después de pasar mucho tiempo y esfuerzo trabajando por cuenta ajena y dándonos cuenta de que un trabajo así no puede proveer lo suficiente para nuestra familia, decidimos intentar iniciar nuestro propio negocio.

Una idea inicial

Cuando empezamos nuestro negocio, yo tenía 32 años y mi marido 33. Debo decir de inmediato que como en la mayoría de los asentamientos de nuestro país, el nuestro estaba sobresaturado de tiendas de alimentos, lo que no puede decirse de los puntos de venta al por menor estrechamente enfocados (ropa, muebles, papelería, fontanería, etc.).

Los artículos de papelería siempre están en demanda.

Tenemos una escuela y un jardín de infantes, estudiantes y alumnos que constantemente necesitan reponer sus existencias de material de oficina. Sabíamos y vimos de primera mano (en ese momento nuestra hija fue a primer grado), que los alumnos y sus padres tenían que superar 38 km para comprar un bolígrafo o un cuaderno. Fue muy inconveniente. De hecho, fue por la demanda y la falta de oferta que tuvimos la idea de nuestro negocio. Otro factor determinante fue la proximidad de nuestra casa a la escuela.

Plan de negocios

Así que, donde empezamos. Nuestro primer paso fue escribir un plan de negocios. Seguimos creyendo que esta fue la principal clave de nuestro éxito. Mi marido tiene un título universitario en economía, así que tenía un conocimiento teórico general de la redacción.

Diré de inmediato que nuestro plan de negocios era lo más claro, simple y directo posible, pero al mismo tiempo bastante meticuloso. Tratamos de calcular todos los detalles aún “en la orilla” para que en el futuro no “se siente en un charco”.

Aquí hay una lista de muestra de nuestro plan de negocios original.

Capital inicial

Teníamos el producto de la venta del auto, lo pusimos en depósito en el banco por 5 años. En el momento en que retiramos el dinero de la cuenta de depósito a un tipo de cambio de alrededor de “8 a 1” teníamos casi 5.000 euros. Según nuestros cálculos, la tienda debería haberse pagado a sí misma alrededor del séptimo mes de comercio.

Premisa

En ese momento, teníamos varias pequeñas dependencias anexas a la casa. En una de las dependencias, hicimos el acabado interior y nuestro espacio estaba casi terminado (excepto los muebles), ya que las ventanas, puertas, electricidad y calefacción estaban allí antes. En cuanto a los muebles, inicialmente decidimos hacer lo mínimo posible y utilizamos algunos de los muebles de nuestra casa (mesas, sillas, etc.). El resto de los muebles (armarios, armarios con estantes, mesitas de noche) que compramos.

Stock y equipo

Compramos bolígrafos, lápices, rotuladores, tijeras, pinturas, pinceles, gomas de borrar, álbumes de dibujo, papel de color, cartón, calendarios, cuadernos, agendas, cuadernos, tarjetas de felicitación, recuerdos (figuritas, dibujos pequeños…), Pequeños juguetes blandos), libros (en el pico de la popularidad entre los alumnos se encontraban los “libros de trucos” – libros, que contenían tareas preparadas), libros de texto, manuales, mapas y atlas geográficos, mochilas, maletines.

Para conocer más visite:  selfpaper

Deja un comentario