3 consejos para comprar tu primera vivienda

La compra de una vivienda es para muchos neozelandeses un rito de paso y un hito importante. Pero también puede ser un proceso abrumador e increíblemente difícil si no se sabe por dónde empezar. Para que puedas recorrer el proceso de compra de una vivienda de principio a fin y tomar decisiones informadas en el camino, hemos recopilado 3 consejos útiles y opiniones Housers para los que compran su primera vivienda:

1. Determine cuánto tiene que gastar

Como comprador de su primera vivienda, su presupuesto dependerá de cuánto haya ahorrado para el depósito y de cuánto pueda pedir prestado.

Antes de iniciar el proceso de compra de una vivienda, es conveniente repasar tus finanzas con un asesor hipotecario. Incluso si aún no tiene un gran depósito ahorrado, nuestros asesores pueden ayudarle a determinar cuánto necesitará ahorrar y aconsejarle sobre la mejor manera de hacerlo.

Hablar con un asesor hipotecario también puede ayudarle a reajustar sus expectativas a lo que puede permitirse de forma realista. Es posible que su barrio o tipo de vivienda ideal no se ajuste a su presupuesto y que tenga que empezar con unas expectativas más bajas para poder acceder a la vivienda.

Como comprador de su primera vivienda, también puede optar a la subvención del Gobierno para la primera vivienda, que podría ayudarle a comprarla mucho antes. Todas estas cantidades deben tenerse en cuenta a la hora de calcular cuánto puedes gastar en una primera vivienda.

2. Conseguir la preaprobación

Contar con la preaprobación del banco significa que puedes comprar con confianza hasta una cantidad preaprobada. En una situación de subasta, es crucial que tengas una preaprobación, pero también puede ser una verdadera ventaja si estás negociando el precio.

La preaprobación significa que el banco aprueba condicionalmente su solicitud de préstamo antes de que encuentre una vivienda. Los prestamistas comprobarán que tus finanzas están en orden y evaluarán tu capacidad para devolver el préstamo. Si consideran que cumples los requisitos, te concederán una preaprobación para pedir un préstamo por un importe determinado, que suele ser válido durante un periodo de tiempo determinado. En ese tiempo, tendrás que encontrar una vivienda para comprar.

3. Entienda lo que va a pagar

La compra de una vivienda conlleva una serie de gastos adicionales, muchos de los cuales pueden sumar miles de dólares además de la hipoteca. Por eso es importante que investigue cuáles son estos costes adicionales y los incluya en su presupuesto.

Habrá que pagar cosas como los informes de construcción, el seguro hipotecario de la entidad crediticia, así como los honorarios de los abogados y de la administración. Todos ellos afectan a su depósito y reducen la cantidad que tiene que invertir en la compra de su vivienda.

El seguro hipotecario de los prestamistas es el coste que se paga cuando se pide prestado más del 80% del valor de la propiedad. Para evitarlo, piense en ahorrar al menos el 20% del precio de compra antes de comprar.

Los honorarios legales y de transmisión de la propiedad forman parte de la transacción de compra, y se pagan a un abogado o agente de la propiedad para que le ayude a preparar la documentación y a tratar con el vendedor en su nombre.

Las inspecciones del edificio son imprescindibles, ya que ayudan a comprobar que la propiedad está en buen estado y que no hay problemas ocultos que puedan aparecer más adelante.

Deja un comentario